viernes, 14 de marzo de 2008

Palabras


Tengo por delante de mí nueve maravillosos días de vacaciones. Decir que son merecidos es quedarse muy corta. No voy a hacer nada especial si entendemos por "no-especial" desconectar del trabajo. Lo necesito, lo necesito , necesito estas vacaciones como nunca he necesitado unas vacaciones...

A veces la vida te da regalos, simplemente hay que darse cuenta de que están ahí. Y hay ocasiones, tan especiales como escasas que tienes una conexión con una persona que se materializa en una conversación, una comunicación plena que os enriquece a ambos. Y descubres una nueva forma de ver las cosas, una nueva perspectiva, y te reafirmas en tus convicciones y te sientes mejor persona y con capacidad para cambiar el mundo, y en algún plano que no se ve a simple vista te sientes totalmente unido a esa persona y ya nada puede ser igual... Es como si hubieras escuchado no sólo con tu oído sino con todos los sentidos, como si cada una de tus células se hubiesen empapado de las palabras del otro, y notas que tú has producido el mismo efecto.
Y no hace falta decirlo, ambos lo sabéis, ambos lo sentis...

5 comentarios:

potsis dijo...

Disfruta, qué más se puede decir.

Un saludo.

Kyra dijo...

Vacaciones! bien merecidas, descanza.

A veces he sentido lo que estas planteando, y es muy curioso como de repente cambias la perspectiva de los cosas por una simple conversacion :)

Abrazos!

caracol dijo...

que rico! vacaciones!!!!! yo quiero!!! espero que descanses y disfrutes mucho, sobretodo con gente con la que te sientes así, como tu lo describes.
un beso

Otratazadecafe dijo...

Ahhh las vacaciones... esa palabra mágica!
Espero que las hayas disfrutado a tope y que vuelvas con las pilas bien cargadas.

Alejandrina Cara de Gallina dijo...

Las vacaciones siempre son merecidas y nunca son suficientes!!!!!
Yo acabo de regresar de esa desconexion con el trabajo y al cabo de una semana, ya siento que las necesito otra vez....
Disfruta!!!!!!!!!!