lunes, 3 de marzo de 2008

No hay peor sordo que el que no quiere oir

Desde que conocí y me sumergí de lleno en el mundo de las personas sordas, si hay algo que me molesta es que las llamen sordomudas. Las personas sordas son SORDOS y efectivamente hay muchos de ellos que no saben o no pueden comunicarse de forma oral pero eso no significan que sean mudos porque la inmensa mayoría son capaces de emitir sonidos. Cuando personas oyentes me argumentan que hay sordos que son mudos yo les digo que efectivamente los hay, como también hay sordos que son cojos y no por ello se dice “sordocojo” y no se aplica a todos los que son sordos. Asimismo hay oyentes que son mudos y no decimos “oyentemudos”
Si buscamos en el DRAE “sordomudo” leeremos que se trata de alguien “Privado por sordera nativa de la facultad de hablar”. Esta definición es obsoleta, discriminatoria y demuestra un gran desconocimiento del mundo de la sordera. La sordera no priva de la facultad de hablar. Es cierto que puede impedir el desarrollo de la comunicación oral, pero no de la capacidad para comunicarse ni expresarse y mucho menos de la capacidad para emitir sonidos.
Hace ya un tiempo que me acerqué a su mundo y me di cuenta del enorme desconocimiento que existe entre la población oyente del mundo de la sordera, de todo lo que conlleva. La gente ante la pregunta estúpida ¿Qué preferirías ser sordo o ciego? la mayoría responde sin dudar que preferiría ser sordo. Si supiéramos lo que conlleva, realmente tardaríamos más en dar una respuesta. La sordera por sí misma no conlleva en absoluto retraso mental pero una tardía o nula adquisición del lenguaje configura el pensamiento, de tal modo que lo que no podemos nombrar no puede ser pensado y eso es clave en los tres primeros años de vida. Se corre un peligro severo de retraso en el desarrollo cognitivo. Y por no hablar del aislamiento que les acompaña toda la vida en una sociedad formada mayoritariamente por personas oyentes, creada y pensada para y por oyentes. Cuando comencé a aprender lengua de signos, entré en contacto con muchos sordos y me resultó tremendamente llamativo lo que tardé en conocerles: una persona que se comunica de forma oral aunque no conozcamos la lengua en la que habla, su voz nos revela muchísima información acerca de su personalidad, sin embargo hasta que no dominas la lengua de signos y vas más allá del signo- palabra, signo-palabra, esa información la pierdes. Me daba la sensación de no saber nada de ellos, de no sacar más información que la que sus signos me revelaban, la sensación era casi física: me faltaba tanta información, que era como si no los “viese” bien, como si estuviesen desdibujados ante mis ojos. Eso cambió cuando empecé a entender de un modo más profundo y empecé a ver matices y distinguir signos cálidos de signos que no lo eran. Tuve fugaces momentos de entendimiento de su aislamiento y soledad cuando era la única oyente en un grupo de sordos: sólo veía manos agitándose delante de mí y solo podía enterarme de la conversación si me hablaban de uno a uno y signando despacio. Es terrible esa sensación de saber que se está produciendo un intercambio de información delante de ti y no enterarte de nada o muy poco. Es fácil pensar: ¿y por qué se rien?¿qué me estoy perdiendo?¿será algo importante? Y si te miran mientras signan, la inmediata es pensar ¿estarán hablando de mí?. Esa es la realidad cotidiana de los sordos signantes en un mundo de oyentes.
Cuando comencé a aprender la lengua de signos y lo comentaba con gente oyente ajena a ese mundo, siempre había algún oyente que se acercaba a mí y empezaba a mover sus manos de forma espasmódica frente a su cara imitando la lengua de signos. Por supuesto, no pasa absolutamente nada, me hacía gracia y sigue haciéndomela pero hay una parte de mí que no puede evitar pensar “ay, si tú supieras…”
Si tú supieras la enorme belleza, el gran contenido lingüístico de la lengua de signos, si supieras de su gran plasticidad, de su riqueza de matices, de todo lo que puede expresar… que no son señas, que no hay un signo por palabra, que es una lengua rica y viva, con estructura propia…si tú supieras del enorme aislamiento en el que viven y en todas las barreras que se tienen que enfrentar diariamente… Todos los días veo niños sordos y su lucha por adquirir un medio de comunicación, niños que parecen maleducados, malcriados, gritones y llorones, niños sordos en su mayoría con padres oyentes que no entienden por qué su hijo no arranca hablar como el resto. Lo que en los niños oyentes se produce sin esfuerzo aparente (la adquisición del lenguaje,) en estos niños supone un gran esfuerzo y es un gran logro. He visto niños sordos utilizando su primer signo o su primera palabra y todos tienen la misma expresión, emocionante como pocas cosas he visto en mi vida, de entender, de poder nombrar lo que les rodea, de certeza súbita del poder que el lenguaje confiere…

7 comentarios:

Twat Boy dijo...

Las pocas nociones que tengo de este mundo me hacen respetar una lengua que en España ya es oficial y admitir mi ignorancia y pensar la cantidad de situaciones cotidianas que son más difíciles para ellos y yo casi no me doy cuenta. Bueno, sin el "casi". Es verdad que es muy difícil elegir entre no ver una puesta de sol en el mar, aunque tenga un aroma característico, o no haber conocido nunca el "With or without you" de U2 o el "Where is my mind" de Pixies. Sí, es difícil elegir. No comento nada acerca de la configuración del pensamiento porque por supuesto es algo que en mi vida me hubiera planteado, aunque la importancia es extraordinaria.
Un saludo y sigue con esa labor tan bonita e importante para tantas personas.

Ceteris Paribus dijo...

Aplausos miles por esto que haces. Me has hecho recapacitar... más de lo que tú crees.

potsis dijo...

Te leo desde hace tiempo, y nunca me he aventurado a decirte nada. Hoy tú me has dado un comentario que debía corresponder. Y este post me ha dejado de piedra, nunca me había planteado nada de lo que escribes.

Una preguntita:
¿Cómo se desarrolla el proceso de aprendizaje de la escritura?

Un saludo.

caracol dijo...

todo trabajo que se hace para poder, de alguna forma, ayudar a alguien, se me hace extraordinario, en un mundo donde lo ordinario es velar por los intereses de uno mismo. hace falta más gente que quiera comprometerse, como tu. Bien por tí, que lo haces y das testimonio por este medio, y abres ojos y mentes.
yo, aparentemente, estoy perdiendo el oído, poco a poco.
Si pudiera evitarlo, lo haría... pienso en toda la gente que conozco con la que tendré problemas para comunicarme cuando pase, también con la gente que llegaré a conocer... y eso que yo ya sé hablar!
me acuerdo de mi tía Cuquita que se quedó dorda de vieja y como nos reíamos por que gritaba...

en fin!!

excelente trabajo y gracias por compartirlo!

Grupo Señarte dijo...

Hola, recibe saludos de tus amigos de México... Somos un grupo artístico de señantes (signantes), el 80% sordos, que usamos el arte como un medio para contarle a las personas sobre la lengua y cultura de nuestra comunidad...
Tienes razón en lo que comentas... exelente trabajo, felicidades.

shysh dijo...

Buenas aclaraciones y necesaria reflexión. Yo, un inculto en este tema me quedé sin palabras al saber que la lengua de signos es digamos que regional, que ni siquiera es universal como creía. Ahñi tuve un punto de pensar "leñe si no hay fonación, ni reglas ortográficas por qué no es la misma lengua en todos lados? Saludos

Pequeña Desorden dijo...

Twat Boy: efectivamente para la comunidad sorda ha supuesto un gran logro que la LS española y LS catalana sean reconocidas como lenguas oficiales. Es un gran paso para la integración y para la sensibilización en una sociedad que desconoce la realidad de este sector de la población. Gracias por los ánimos.
**
Ceteris Paribus: gracias por tus aplausos y por tu apoyo. Me alegra haber conseguido con mis palabras acercar aunque sea una infima parte a la realidad de estas personas.
***
Potsis: bienvenido a mi blog, pásate por favor siempre que te apetezca. A mí también me gusta mucho el tuyo. Para mí fue un shock acercarme a la cultura sorda, fue encontrar con 25 años un mundo que desconocía totalmente. Jo, y la preguntita que me haces es de Master. Es muy complicado contestar en pocas líneas. Además no se si te refieres a la población oyente o a la población sorda. Con los niños oyentes es mucho más fácil ya que existe un feedback entre lo que escuchan, ven y escriben. Con los niños sordos el aprendizaje de la lectoescritura se ha de hacer de forma global y básicamente visual. Complicado, complicado. Yo no soy una experta en el tema, soy psicóloga y me encargo de sordos adultos, aunque sí que veo a niños sordos y veo a las enormes dificultades a las que se enfrentan para adquirir las habiliddades necesarias para la lectoescritura. Es una etapa muy complicada y deben estar apoyados por un equipo multidisciplinar. Hay muchos sordos adultos "analfabetos funcionales" precisamente por una mala escolarización y peor aprendizaje.
Espero haber contestado un poquito a tu pregunta.
Caracol: hola preciosa, que gusto verte por aquí. no sé en que medida tu perdida de audición puede llegar a ser un problema , yo te recomendaría ir a un equipo de detección temprana y comprobar el grado de pérdida para aprovechar al máximo tus restos auditivos. Con ayudas técnicas puede controlarse y no suponer un problema. Si necesitas información, cuenta conmigo. Un beso muy grande
***
Grupo Señarte: Bienvenidos y gracias por pasaros por aquí. Me gustaría saber más de vosotros y de las actividades que realizais. La realidad en España es una enorme dicotomía entre el oralismo y los signantes. Parecen posturas irreconciliables. Menos mal que cada vez hay más gente concienciada sobre el biligüismo.Un beso enorme.
****
Shysh: bienvenido a mi blog. Esa es la pregunta del millón y es realmente complicado contestar. Existe un sistema de signos internacional, que no es una lengua propiamente dicha sino un conjunto de signos compartidos. Es dificil explicar por qué no existe una lengua universal pero es comprensible de entender cuandoi te das cuanta de la enorme diversidad cultural que exite dentro de la comunidad sorda. Basicamente igual que el esperanto no funcionó lo mismo ocurre con la LS. Espero haber contestado tu pregunta... Muchos besos