miércoles, 28 de noviembre de 2007

De Vida y otras proezas

Y de pronto, la vida te da una hostia, una hostia de las buenas justo cuando no te lo esperabas justo cuando te habías vuelto a convencer de que se está muy bien por aquí. La vida te reta y te dice: "y ahora, qué?" desafiante, clavándote la mirada y tú debes responder, sin devolverle el golpe, continuar, levantarte, encaramarte a las ruinas, demostrar lo que has aprendido en estos últimos 28 años, debes continuar, avanzar como si nada hubiese pasado y acordarte de respirar, que a veces se olvida, y darte cuenta que tus prioridades han cambiado y darte cuenta de que ya te importa una mierda que no te reconozcan como crees que te mereces en el trabajo , te importa una mierda el no tener tiempo para estudiar, los exámenes de febrero, el no poder independizarte, te la suda completamente las varices de las piernas, tu ropa. Tienes que ponerte en pie como puedas, recoger lo que se ha caido y avanzar, y seguir con la vida normal, y seguir sonriendo y continuar. Y continuar.
Se comenta por ahí que la vida es precaria y preciosa.

5 comentarios:

Verde Melón dijo...

hay un viejo dicho, creo que ruso, que dice:"caer está permitido, levantarse es obligatorio". Y cada vez que nos levantamos nos hacemos más y más fuertes.

Ánimo!!

Pequeña Desorden dijo...

Muchas gracias, Verde Melón
Soy una tía fuerte, como muchas espinacas.:-P
Besos!!

Twat Boy dijo...

Es la salsa de la vida. Si todo fuera bueno sería un rollo. Es más entretenida así, aunque no lo creamos. Además, estas cosas sirven para aprender, aprendes más de lo que crees. Fíjate bien. Y, si quieres, puedes apoyarte en la gente que te quiere, que para eso está. Un beso enorme.

Helly Hansen dijo...

Tiene razón Twat Boy,de todo se aprende, y por supùesto es más fácil aprender si tienes alguien especial a tu lado...Besos

beelsy dijo...

Y yo, que siento como si te conociera, no puedo parar de preguntarme qué será lo que te ha pasado...