lunes, 22 de septiembre de 2008

Más lunes que nunca


Lunes. 9:50 horas. Llueve. El cielo como mi ánimo. La pila de trabajo que dejé el viernes por la tarde encima de mi mesa me espera tal y como la dejé. Tenía la esperanza de que durante el fin de semana en un acto de canibalismo mi trabajo pendiente se hubiera autofagocitado y no tuviese nada que hacer. Pues nada, ahí sigue mi pila de papeles con cara de estar contenta de verme y con ganas de procrear y reproducirse durante la semana que se nos presenta por delante. Yo prometo, os juro de verdad, que no hago nada por cuidarla. No la riego ni le digo palabras bonitas. Sin embargo, pese a mi descuido y casi maltrato, mi curro crece con vida propia y se expande como una planta tropical en la rivera del Amazonas. Y aquí le tengo exuberante, fresco y tan verde, tanto que da miedo. A este paso temo que sea tal la montaña de trabajo que no pueda ni entrar en mi despacho y tenga que trabajar desde la calle…
Me acerco a él con cuidado y ronronea, deseoso de mi atención y caricias. Cojo el primer informe y empieza a crecer exultante ante mis ojos. Le empiezan a nacer hijos por todas partes, parece un mosquito-tigre que sólo necesita una gotita de agua estancada –en este caso, mi atención estancada- para reproducirse y multiplicarse de forma desaforada. Me armo de post-its y cierro el primer informe con un suspiro. Abro el segundo pero lo cierro rápidamente no sea que lo polinice con mi mirada de pez miope y empiece a brotar. Me acuerdo de mis clases teóricas de organización y distribución de tiempo para mejorar la productividad. Las tareas urgentes antes que las importantes. No es posible hacer esa separación, todo tenía que ser para ayer.
Cojo un papel y con mi mejor letra, escribo “Things to do” que parece que así en inglés tiene más gracia y la lista que emerge de mi lápiz es inmensa, infinita y eterna. Vislumbro tantas horas extras, tantas horas de luz mortecina de fluorescente de despacho para lograr borrar una línea de mi lista mastodóntica de tareas pendientes, vislumbro mi culo plano producto de tantas horas sentada en el despacho…

Me voy a tomar un café, que ya estoy agotada.

(La foto es de mis chanclas en la playa. Que lejos queda el veranito ya…ay)

15 comentarios:

Tessi dijo...

Piensa en positivo, el madrugón del lunes ya pasó, hoy casi que no cuenta, y sólo quedan 4 días para el fin de semana :)

El trabajo aculmulado tiene esas manías, se reproduce casi por generación espontánea. Es una batalla perdida

Pequeña Desorden dijo...

Hola Tessi, guapa: jajaja, eso sí que es pensar en positivo y lo demás tonterías!!! Muchos besos de lunes dormilón

ynosek(+)kontarte dijo...

mira ... no me hables que mañana va a ser un largo y duro día ... en fin ... espero que mis marrones no sean de la misma raza que tus informes ... porque si no ...

un beso guapa!

Pequeña Desorden dijo...

Ynok(+)Kontarte: Ya estás aquí!!!! Que alegría!!! se te había echado de menos!!!. Sí , tienes razón, la incorporación post vacacional eleva el horror del lunes a su quintuple potencia. Un desastre, vamos. Mil besos, y ánimo!!! (y escribe en tu blog!!)

Proyecto de Escritora dijo...

jo, yo también hecho de menos el verano...y eso que el otoñ solo acaba de empezar...en fin, pensemos en las cosas buenas que tiene el otoño...que digo yo que habrá alguna.

Un saludo!!

Chasky dijo...

Eso de apuntarnos todas las cosas que tenemos que hacer creo que lo hacemos todos cuando nos vemos asfixiados de curro. Y cuando consigues tachar una, apuntas dos más.

Ain, qué malo es el trabajo.

ToNee dijo...

recuerda... mas lunes que nunca, pero menos que mañana!

Girl From Lebanon dijo...

Listas, listas y mas listas...no se que será peor, si que se acumulen las tareas en un papel o en la cabeza...en fin, espero que poco a poco las vayas tachando y disminuyan. Bss!!

bichitas dijo...

que malo son los lunes eh !!! bueno no todos, porque yo estoy de baja y este lunes no ha sido tan malo como cuando es para trabajar jaja

un besito y siii que lejos queda ya el veranito y los días de playa ... ains ....

mari

Maria dijo...

Hola guapetona, gracias por tu visita, me encanta tu blog...
UN besito guapa

Lapetitefille dijo...

me encantaria decorar tu casa... creemee!!!!!!!!!!!! eres de donde?

Twat Boy dijo...

Parece uqe no, pero ya es miércoles... Ánimo, ya queda menos para el lunes otra vez...
Un saludo!!!

sacris dijo...

Menos mal que mañana es casi viernes, aaains, ¡que ganas de que llegue!

Ana la Rana dijo...

:D Los lunes siempre vuelven... ya es lunes otra vez :D

¿Sabes? yo me sé también de lujo la teoría de "organización del tiempo", pero organizarme, lo que se dice organizarme, me organizo fatal :D

Suerte con la nueva semanita!! ;)

ynosek(+)kontarte dijo...

me lo parece o hemos entrado en un bucle "más lunes que nunca" ????

VUELVE VUELVE VUELVE!!!!!!