miércoles, 14 de octubre de 2009

Reflexión

Bueno, aquí estoy de nuevo, intermitente y extraña sin mucho que contar.

Me encanta buscar palabras en el diccionario. Adoro inventar etimologías. Leer por ejemplo que “lapso” es el tiempo entre dos límites y que “co” es un prefijo que indica compañía. Dice María Moliner que "Colapso" es la parada brusca de actividad o la paulatina falta de riego al cerebro. Deduzco por tanto que “colapso” no es sino el desastre que hubo entre el antes y el después de haber estado juntos.

A veces sólo queda jugar con las palabras….

2 comentarios:

MujeresLibres dijo...

Llevo tiempo sin degustar esos pequeños placeres.

A mi me gusta descomponer las palabras y encontrar entre ellas otras más cortas. También me gustan las horas capicúas, son una de mis casualidades favoritas :)

ynosek(+)kontarte dijo...

ay ... pero que boniko del todo que te ha quedado ....

¿cómo va?